Funcionamiento de Bitcoin.

Cualquier persona con acceso a internet y un hardware adecuado puede participar en la minería. En los inicios del Bitcoin, la minería se hacía con ordenadores normales Las tarjetas gráficas o GPU son más eficaces para la minería y cuando el Bitcoin ganó popularidad, las GPUs se volvieron dominantes. Con el tiempo, el hardware conocido como un ASIC (que significa circuito integrado de aplicación específica) fue diseñado específicamente para la minería Bitcoin. Los primeros fueron diseñados en 2013 y se han mejorado desde entonces con diseños más eficientes que van llegando al mercado. Hoy en día, la minería es tan competitiva, que sólo se puede hacer de manera rentable con las últimas ASICs. Cuando se utiliza CPUs, GPUs, o incluso los ASICs antiguas el coste del consumo de energía es mayor que los ingresos generados.

Como las ASICs han avanzado mucho y mas gente se dedica a la minería la dificultad se ha disparado exponencialmente. Mucha de esta actividad ha sido incentivada por el incremento de precios del Bitcoin en 2013 y las expectativas al alza. También existe un poder político en el ecosistema Bitcoin, que controla la potencia de la minería ya que la potencia esencialmente da un voto para aceptar cambios en el protocolo. Las recompensas en la minería se pagan al primero que soluciona el problema matemático la probabilidad de que un minero solucione el problema es igual a la parte que representa de la potencia total en la red. Los mineros que representan una pequeña parte de la potencia total tienen muy pocas posibilidades de descubrir el siguiente bloque por su cuenta. Por ejemplo, una tarjeta para minear que cueste un par de miles de dólares representaría menos del 0,001% de la potencia total de la red, con tan pocas posibilidades, podría pasar mucho tiempo, antes de poder descubrir un bloque y la dificultad va subiendo, haciendo las cosas mas difíciles, el minero nunca podrá recuperar su inversión.

La respuesta a este problema son las mining pools. Las mining pools son gestionadas por terceros, para coordinar un grupo de mineros. Al trabajar juntos en una mining pool y compartir los pagos entre los mineros, los mineros pueden obtener un flujo constante de bitcoin desde el principio. Los principales costes operativos para los mineros son el hardware y la electricidad tanto para el proceso de mineo, como para la refrigeración y la ventilación. Como la minería es el medio para obtener nuevos Bitcoin los mineros están en una carrera armamentística para diseñar los últimos chips de minería Bitcoin y elegir la localización con electricidad más barata. A medida que hay más potencia de minería en la red la dificultad de los problemas aumenta, manteniendo la rentabilidad.